viernes, julio 25, 2008

Riesgo Calculado


Siempre las galletas chinas me dicen cosas bastante misteriosas y a veces, desagradables.

Ejemplo: "Tiene usted dinero suficiente como para pagar por esta galleta".

Abrí mi cartera. Estaba repleta de papelitos donde apunto poemas, nombres de medicinas, teléfonos de amigos de la infancia, ingredientes de la pizza carbonara, lista de los zapatos que he usado desde la primaria, hojas que arranco de los árboles para clasificarlas según su anatomía, morfología, y especie. Y una peseta.

Mi musa me volteó a ver desde su blusa roja como con cara de que éste no trae dinero.

Me salí de ese restaurante por la ventana del baño, y ya no he tenido novia desde entonces.

2 Comments:

Blogger Arevalo said...

Saludos.

Soy fanático de las lecturas de la suerte, existe en ellas un elemento más allá de la casualidad -según C.G.Jung-llamado...sincronicidad, pero bueno, es un rollototote... me suena conocido ese restaurant, creo que me lo recomendó un amigo precusamente por esa característica de la venta na grande en el baño.

Hasta luego.

10:18 a. m.  
Anonymous Gabriell said...

Valgame, eso es algo a lo q guardo mucho duelo.

Cierta vez q fui a comer comida china despues de mi trabajo, me dieron una de esas galletas dulces, es raro, pues nunca habia comido una y estaba segura de q serian saladas, entonces, regrese a mi trabajo y se la enseñe a mi jefe. El la leyo, pues estaba en ingles y decia q el pueblo o la sociedad me verian como un digno representante o lider. Dnaaaaa.
Saludos vampiro, ademas esa galleta fue la q derramo el vaso, sufri de indigestion x esa cena.

2:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home